12 sept. 2010

Mabon


MABON
(Del 20 al 23 de Septiembre)

Es el equinoccio de otoño, el momento del año en que el día y la noche tienen la misma duración. Es el segundo festival de la cosecha asociado con la recolección del maíz y la finalización de la cosecha.
Hasta esta fecha los días eran más largos pero a partir de hoy la secuencia cambia y las noches se vuelven más largas, es exactamente lo opuesto al OSTARA.

Los astrólogos lo expresan como la fecha en que el Sol entra en el signo de Libra (la balanza).



En la mitología es el día en que el dios de la luz es vencido por el dios de la oscuridad, la época del año en que la noche vence al día. Es el único día cuando LLEW (luz) es vulnerable y es posible vencerlo.

Los druidas honraban al Sauce Llorón en esta época, un árbol asociado con la diosa y la muerte, comúnmente cortaban sus varas de las ramas del Sauce justo antes del MABON. Esta noche marca el punto de giro hacia la parte oscura del año.

MABON deriva su nombre en honor del dios regente del principio fecundador masculino.

Los rituales que representan la ancianidad de ambos Dios y Diosa, son oficiados en este día, el Dios se esta preparando para morir en SAMHAIN y la Diosa esta entrando en su fase de Anciana aunque en su interior su aspecto de Doncella lleva la semilla del nuevo Dios que nacerá en YULE.

Es un buen momento para reflexionar y aprender más sobre hierbas. En la rueda del año MABON es un tiempo para descansar del trabajo duro, que nos obliga a reflexionar sobre lo que hemos hecho, también es ideal para el aprendizaje, para la lectura y preparación personal e interna con todo lo que hemos aprendido en la primera parte del año. La lectura y el aprendizaje son importantes para llenar nuestro corazón con verdades que dirigiremos en estos días con calma y retro alimentación debido al mismo clima. No deben iniciarse hechizos o trabajos en estas fechas ya que no cuentan con luz para llegar a buen fin.

El equinoccio de Otoño es un tiempo de equilibrio, mientras que en OSTARA los dioses se conocen jóvenes, en el ímpetu de la juventud, sin mucha sabiduría ahora en MABON, los dioses se vuelven a encontrar sentados uno al lado de otro en igualdad de poderes, sin embargo ahora se les corona como los dioses que envejecen. El Dios ahora es maduro y sabio y la Diosa esta en el limite de su fertilidad. Es un tiempo de madurez y entrega. OSTARA y MABON son dos caras opuestas e iguales, son lo dos aspectos de los dioses en su equilibrio total. Agradecemos la cosecha de la Madre Tierra, los frutos y las bendiciones de todo aquello que hemos recibido a lo largo del año. Todo existe en equilibrio, luz y oscuridad, Dios y Diosa, petición y agradecimiento.


MABON se asocia a la leyenda siguiente:

La leyenda comienza con Perséfone recogiendo flores en una pradera de Enna de Sicilia, aunque el himno de Homero dedicado a Deméter habla de forma imprecisa de la llanura de Misa, aunque otras tradiciones sitúan el hecho en Eleusis junto al Cefiso o en Arcadia, al pie del monte Cileno. Ella crecía feliz junto a las otras hijas de Zeus, Atenea y Artemisa. De repente, cuando cortaba un narciso, la tierra se abre a sus pies y surge Hades, que rapta a la joven.
Perséfone grita pidiendo auxilio a su madre, Deméter al oírla acude en su ayuda, al no encontrarla, comienza para ella un largo peregrinaje en pos de la muchacha. Durante nueve días y nueve noches recorre el mundo, sin comer, beber, errante con una antorcha en cada mano buscando a su hija.
Una tradición local afirma que fueron los habitantes de Hermíone, en la Argólide, los que avisaron a la diosa y descubrieron al autor. Aunque el mito mas conocido afirma que al décimo día la diosa se encuentra con Hécate, quien le sugiere que consulte a Helio, el dios que todo lo ve.
Este dios efectivamente ha contemplado lo sucedido y se lo relata a la infortunada madre. La cólera de Deméter es tal que abandona el Olimpo, se disfraza de vieja y se niega cumplir sus funciones mientras su hija no le sea devuelta.

El destierro de la diosa incide en las cosechas, hace que la tierra se vuelva estéril. Como la diosa sigue negándose a hacer fructificar los campos, Zeus envía primero a Iris y después poco a poco a todos los dioses del Olimpo para convencerla de que regrese y fertilice la tierra. Ante el nulo resultado de sus embajadas, Zeus cede y manda a Hermes al Hades con el mensaje de que Perséfone debe ser devuelta. Como la muchacha ha probado la comida de los muertos, ya no le es posible regresar.
Entonces se decidió una solución de compromiso. Para contentar a Deméter, el dios dictaminó que a partir de aquel momento, la chica pasase la mitad del año junto a su esposo en el Tártaro, cuando Perséfone permanece junto a su esposo el suelo queda estéril, es la triste estación de invierno, y la otra mitad del año con su madre entre los vivos, cuando la joven sube al Olimpo, los tallos verdes la acompañan, comienza la primavera.

La festividad debe su nombre al dios galés MABON, representante de principio de fertilización masculino de los mitos galeses. Algunos historiadores dicen que es el equivalente masculino de Perséfone.
Como esta fiesta redondeaba en tres el número de las celebraciones de cosecha, conectando así la celebración con las tres imágenes de la diosa, los pueblos conquistados abrazaron esta fecha sin mayores problemas.

En China se le conoce como Chung Ch’iu y marca el final de la cosecha del arroz. El judaismo celebra por esta fecha Succoth y para los Romanos el equinoccio marcaba la famosa Fiesta de Dionisio, el dios del vino, cuyas celebraciones duraban tanto como los asistentes pudieran tenerse en pie.
Probablemente, también la antigua fiesta anglo céltica de cosecha se celebraba por estas fechas, de allí podría provenir que a MABON se le conozca como el "día de acción de gracias de las brujas". Esta misma tradición puede ser la fuente de muchas de las costumbres de MABON, como aplastar la uva, bailar, y coronar al dios y diosa.
Los antiguos irlandeses visitaban a sus muertos, especialmente a las mujeres, como una forma tanto de tranquilizarlos como de honrarlos.

MABON es un día de fiesta con tres temas principales: celebración, tolerancia, y balance. Aunque estos temas están presentes cada día, está la época de darles la atención que se merecen.
Ésta es la época para mirar atrás, hacia los esfuerzos del pasado -- no sólo de este año, sino del su curso de la vida. Piensa en que esas cosas que has hecho contribuyen a la comunidad. Utiliza ese conocimiento para planear futuras contribuciones. Siempre existe el trabajo de alguien, que quizás en otra parte, u en otro tiempo permitió que tu construyeras sobre él.
MABON es una excelente oportunidad de dar gracias por toda las horas y a la toda energía que otros invirtieron para ayudarle. El trabajo hecho por otros te ayuda no solamente haciendo el tuyo más fácil, le da una base más alta desde donde empezar.
Es también tiempo para celebrar y agradecer la abundancia y generosidad de la tierra (simbolizada en al diosa para la mayoría de las tradiciones) y la luz y energía del padre sol, que asociamos al principio de fertilidad y fuerza masculina. Recordemos que este día en que la noche tiene tantas horas como el día y por tanto ambos principios son igual de importantes para las festividades. Las plegarias de MABON están relacionadas al agradecimiento y a la abundancia.

Correspondencias de Mabon

 La clave para Mabon: Equilibrio, Agradecimiento, Sabiduría, Retrospección.

 Comidas de Mabon: Pan, habas, calabaza, manzanas, zanahorias, patatas, cebollas, máiz, peras, uvas.

 Bebidas de Mabon: Jugos de frutos de temporada.

 Inciensos de Mabon: Mirra, Benjuí, Salvia, Cardo, Madreselva, Ciprés, Sándalo, Pino, Enebro.

 Deidades: Thor, Isis, Freya, Hermes, Deméter, Perséfone, Hades, Baco y todas las Diosas Madres, especialmente en su aspecto de Anciana/Hechicera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario